informes

Es el turno para la mujer rural

Tras varios meses de insistir ante el alto gobierno para que se concretara la designación de una persona que asumiera la Dirección para la Mujer Rural del Ministerio de Agricultura, finalmente el Presidente de la República dejó en manos de una mujer de la costa pacífica, la tarea de potenciar y desarrollar las políticas establecidas para las mujeres del campo colombiano. Es necesario  decir que este logro tan importante, es el resultado de un trabajo de varios años en los que se consolidó un equipo con organizaciones sociales de mujeres, Naciones Unidas, Bancada de mujeres del Congreso, fundaciones y demás que con criterio y persistencia le hicieron entender al país y a la sociedad el papel preponderante que  hoy tiene el campo en el  desarrollo del futuro de todos los colombianos. Esta iniciativa es uno de los logros más importantes durante mi gestión como Presidenta de la Comisión de Equidad de Género.

Vale decir que esta Dirección de la Mujer Rural, tiene un reto principal, y es ser el ente dinamizador para el empoderamiento de las mujeres rurales, requisito indispensable para lograr la visión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible con los que se propone poner fin a la pobreza y el hambre, buscando con ello alcanzar la seguridad alimentaria y empoderar a todas las mujeres y niñas.

Visitación Asprilla Cuesta, ya asumió su tarea como directora de este ente dependiente del Ministerio de Agricultura y nos ha dejado unas sensaciones muy positivas, se trata de una mujer que viene del campo y que con tesón y muchas ganas de salir adelante,  ha logrado superarse, hasta llegar a esta dirección. Dentro de los anuncios que ha hecho, nos llama la atención que esté interesada en promover y trabajar por procesos de capacitación técnica y la realización de un censo encaminado a establecer el aporte que en materia económica la mujer del campo realiza a los procesos de desarrollo de nuestro país. En lo personal debo señalar que desde el mismo momento en que asumí como Congresista por el departamento del Huila,  me he dado a la tarea de recorrer las zonas rurales de la región, para recoger las inquietudes de las ciudadanas rurales, encontrando  necesidades que nos parecen fundamentales, con la idea de llevarlas y socializarlas ante en el ente que de ahora en adelante tiene que concentrarse en el apoyo a las mujeres campesinas bajo las siguientes premisas definidas por el Ministerio de Agricultura:

 

  1. Coordinar, diseñar y evaluar las políticas, planes, y proyectos integrales de desarrollo rural con enfoque territorial, encaminadas a la provisión bienes públicos rurales, que incidan en el bienestar social y económico de las mujeres rurales.
  2. Propiciar la articulación con las entidades del orden nacional y territorial para la implementación de planes y proyectos integrales de desarrollo rural y agropecuario para la mujer rural.
  3. Proponer normas, instrumentos y procedimientos diferenciales para las mujeres rurales que permitan el acceso y la provisión de bienes públicos rurales.
  4. Suministrar y analizar la información requerida para el diseño de política e instrumentos diferenciales para la mujer rural.
  5. Coordinar con la Oficina de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones los desarrollos tecnológicos y necesidades informáticas que se requieran en el ejercicio de sus funciones.
  6. Promover los programas a su cargo y potencial izar los recursos, mediante alianzas o esquemas de cooperación entre el Estado, la comunidad y el sector privado.
  7. Identificar y coordinar con la Oficina Jurídica la implementación de los cambios normativos, procedimentales e institucionales que se requieran para el logro de los objetivos y metas de la política de gestión de bienes públicos rurales para las mujeres rurales.
  8. Coordinar con la Oficina de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y las entidades competentes los mecanismos para la recolección, procesamiento, análisis y utilización de la información que se obtenga de los sistemas de información del Sector Agropecuario, Pesquero y de Desarrollo Rural.
  9. Apoyar el desarrollo y sostenimiento del Sistema Integrado de Gestión y la observancia de sus recomendaciones, en el ámbito de su competencia.

Vale la pena decir que de acuerdo con el Censo Nacional Agropecuario, del total de la población rural, el 46% son mujeres, casi la mitad. En Colombia hay más de cinco millones de mujeres campesinas, y se estima que alrededor del 50 por ciento viven en condiciones de pobreza. De igual forma, el 51,7% han sido víctimas de desplazamiento. Aunque la tasa de desempleo ha presentado en los últimos cinco años una reducción significativa, de 11% en 2015 frente a un 17,7% en 2010, solo el 16 % de las mujeres ocupadas a nivel nacional corresponde a mujeres en áreas rurales, el 84% restante, se encuentran en zonas urbanas.

El reto que tenemos es inmenso. El compromiso  con nuestras mujeres campesinas lo hemos empezado a cumplir.